El 19 de abril de 2019, tuvo lugar en el Sony Center en Toronto, Canadá, el llamado “Debate del siglo” y esta vez, no fue el combate entre el boxeador Mayweather v/s el artista marcial mixto Conor McGregor, sino el debate Peterson vs Žižek, titulado oficialmente «Felicidad: capitalismo contra marxismo», fue un debate entre el psicólogo canadiense Jordan Peterson —un crítico del marxismo— y el filósofo esloveno Slavoj Žižek —un declarado marxista—, ambos se hicieron conocidos a través la plataforma de videos YouTube.

Jordan Peterson y Slavoj Žižek

El debate fue sobre la relación entre el marxismo y el capitalismo con la felicidad. Este debate fue moderado por el comentarista canadiense Stephen J. Blackwood. Considerado por algunos como «El debate del siglo» entre dos pesos pesados de la intelectualidad Pop del siglo XXI.

Ahora, en el otro hemisferio del planeta —el comparativamente más pequeño, hemisferio sur— se fragua un debate que intenta replicar dicho acontecimiento, esta vez entre transandinos. Desde Liberty News esperamos con ansías que este debate, de realizarse, sea el primero de muchos debates estelares, donde las ideas se pongan a prueba y pasen por el crisol de la discusión entre oponentes intelectuales de primer nivel, incandescente debido al fuego de las distintas convicciones al verse enfrentadas. Y queden allí vulnerables a la mirada inclemente del público. 

Más allá de la relevancia, o no, de las aspiraciones del equipo de Liberty News, desde el liberalismo este tipo de eventos, figura en lo mejor de nuestras tradiciones. John Stuart Mill, uno de los más grandes filosofos liberales, en su obra “On Liberty” defiende a ultranza la libertad de expresión y el debate, no sólo para que los gigantes intelectuales de cada era contrasten y refinen su ideas, sino también para que el público general vea opiniones populares, impopulares, tradicionales e innovadoras, escrutinadas casi a a punta de machete, a esto Mill se refería con la expresión “la dignidad del pensamiento”.

Alberto Mayol v/s Javier Milei

Por un lado, Alberto Mayol, sociólogo chileno, uno de los intelectuales más importantes de la izquierda criolla —junto con Fernando Atria, Ruiz, Gabriel Salazar y Joignant—, quien fue uno de los principales sustentos intelectuales del movimiento estudiantil de 2011, al igual que Slavoj Žižek con el Occupy Wall Street en el 2011 norteamericano, ambos fueron también, Candidatos Presidenciales por su países —Aunque Žižek era del Partido Democracia Liberal, cuando fue candidato presidencial por Eslovenia en 1990— Alberto Mayol llegó solo hasta la fase de primarias presidenciales dentro del Frente Amplio, ocupando las posiciones más izquierdistas de su conglomerado.

El Sociólogo de la Universidad de Chile, se vió enfrentado a legendarios debates contra liberales, tanto en su rol político como de intelectual. cabe resaltar su debate contra el liberal Felipe Kast, cuando ambos eran pre-candidatos presidenciales, cada uno por distintas coaliciones, o el sin fin de debates, contra el intelectual libertario Axel Kaiser —uno de los mejores debatientes del liberalismo de derecha en Hispanoamérica— entre otros liberales, como Cristóbal Bellolio que han estado puño a puño, contra Alberto Mayol.

Pero ahora la contienda traspasa fronteras, el economista Javier Milei, que estos últimos años, se ha hecho muy conocido por sus intervenciones en televisión y YouTube —al igual que Peterson— es parte de una especie de triada de intelectuales libertarios que conquistan las redes sociales del mundo liberal-libertario latinoamericano (junto con Axel Kaiser y la Polítologa Gloria Alvarez), que entre otros liderazgos, como el del mismo Jordan Peterson, han entregado los sustentos argumentativos e ideológicos a miles, sino millones de jóvenes libertarios y gente de derecha por todo occidente esta última década.

Fenómenos similares, pero lejos del mundo liberal o de izquierda pero con éxito similar, han sido el conservador estadounidense Ben Shapiro, el ultraconservador argentino Agustin Laje, el ultraderechista —Alt-Right o Alt-Lite— britanico Milo Yiannopoulos y la canadiense Lauren Southern, que también han sido influyentes, sobre todo en la derecha de internet. 

Volviendo al mundo liberal-libertario; Javier Milei, en un comienzo había entregado su apoyo al economista liberal y candidato Presidencial Argentino José Luis Espert —aunque este apoyo luego se iría diluyendo durante la campaña—, Milei ha venido a Chile ya un par de veces, traído a la capital por el Centro de Estudios Libertarios —ligado al “Partido Libertario”— quien ha dado masivas charlas en la UDP y Libertad y Desarrollo, recibido ambas oportunidades, como un Rockstar.

Este debate del siglo, partió por una disputa en Twitter, entre estos dos titanes de las redes sociales, lo que desembocó en una invitación a debatir.

“Debate Modelo Todo o Nada” dice la invitación de Alberto Mayol donde insta al economista transandino a un debate el 10 de Marzo a las 19:00, en el teatro Caupolican, donde antaño se podía ver de todo, desde espectáculos internacionales de primer nivel, hasta jornadas heroicas del deporte, como las memorables jornadas que entregaba el boxeo, de la mano de ilustres nombres como Martín Vargas.

Cuando se acercaban las elecciones, la multitud aclamaba a sus líderes en “El Caupolicán”. Las proclamaciones, de todas las tendencias políticas, eran verdaderas demostraciones de fuerza.

Este «Caupolicanazo», a efectuarse, en el recinto por donde pasaron grandes oradores de la política, tales como Alessandri, Frei Montalva y Allende, precisamente tres hombres que llegarían eventualmente a La Moneda, precedidos de masivas concentraciones en el mismo lugar, un espacio cargado de historia de batallas deportivas y políticas, esta vez podría ser una mezcla de ambas.

La idea sería —según Mayol— transmitirlo vía streaming al igual que el debate Žižek vs Peterson, sin embargo, Milei prefiere un debate televisado, Mayol invita a que este también esté acompañado de un masivo público, como si de un evento deportivo se tratara, Milei replica que el lugar y fecha no debe ser impuesto por Mayol, arguyendo su agenda internacional, entre otros compromisos.

El guante está tirado, ahora solo falta que el Žižek Chileno y el Peterson Argentino, limen asperezas sobre su diferencias en redes sociales —por las que Milei exige bastante más que una disculpa pública, a raíz de que Alberto Mayol lo acuso de consumir drogas, lo que no descarta una demanda por difamación por parte de Javier Milei.

Una vez resuelto este impasse—esperemos— podría ser. Es nuestro sincero deseo,  el inicio de un nuevo tipo de eventos intelectuales de gran calibre en Latinoamérica; el Ring de los Pensadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here