Fuente: DW.com

El conteo de votos transcurría lentamente y los resultados oficiales corresponden a un 22% escrutado a nivel nacional.

El fujimorismo y sus aliados fueron los grandes perdedores de las elecciones extraordinarias celebradas este domingo (26.01.2020) en Perú para renovar el Congreso, cuya composición quedó atomizada con 10 partidos sin hegemonías pero inclinados en su mayoría hacia la centroderecha.

Los peruanos castigaron con sus votos a las fuerzas opositoras al gobierno que habían controlado el Congreso con mayoría y puño de acero hasta septiembre, cuando el presidente Martín Vizcarra lo disolvió constitucionalmente por las constantes trabas a sus políticas anticorrupción y tras censurar a dos consejos de ministros.

Los primeros resultados oficiales de las elecciones extraordinarias apuntan a que el nuevo Parlamento estará compuesto por hasta 10 partidos distintos, como anticipó la encuesta realizada a pie de urna.

El lento escrutinio de los votos realizado por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) llevó a que más de seis horas después del cierre de colegios electorales solo se ofreciesen datos con el 22% escrutado a nivel nacional.

La única proyección sobre la conformación del Parlamento la hizo la encuestadora Ipsos con su conteo rápido de votos, que tiene un margen de error del 1%. La encuesta pronosticó un Parlamento fragmentado en una decena de fuerzas de distinta índole, aunque la mayoría con inclinación centroderecha.

Según el recuento oficial parcial, el partido más votado con el 10,1% de los sufragios fue el centrista Acción Popular, del expresidente Fernando Belaúnde Terry, que también sería la mayor fuerza en la Cámara con 24 congresistas.

Las sorpresas

Las dos grandes sorpresas serían la irrupción del evangélico Frente Popular Agrícola (Frepap) y del populista Unión Por el Perú, el partido del encarcelado Antauro Humala, hermano del expresidente Ollanta Humala, líder de un movimiento ultranacionalista.

Estos resultados eclipsan el ingreso al Parlamento del liberal Partido Morado, de reciente formación, que apunta a ser el partido más afín al gobierno del presidente Martín Vizcarra, ya que en estos comicios el oficialismo no presentó candidatos.

La votación también sirvió para confirmar la debacle del fujimorismo y de sus aliados políticos en el anterior Congreso, que dominaban con mayoría y hacían una oposición obstruccionista a Vizcarra, que disolvió la Cámara por trabar sus reformas anticorrupción y censurar dos consejos de ministros.

El partido fujimorista Fuerza Popular, que en las elecciones de 2016 obtuvo 73 de 130 congresistas, se quedaría con apenas 12 legisladores, después de caer al 7% de las preferencias.

Asimismo el Partido Aprista, del expresidente Alan García, que fue aliado del fujimorismo, se quedó fuera del Congreso al no superar el número mínimo de votos (5%), igual que Solidaridad Nacional, con candidatos de ultraderecha que habían pasado antes por las filas del fujimorismo.

En estas elecciones estaban convocados para sufragar casi 25 millones de peruanos, a fin de elegir a los miembros del Legislativo para el último año y medio antes de los comicios generales de 2021.

Última actualización a las 07:04 CET.

gs (efe, afp, El Comercio)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here